LA EXPORTACIÓN DE TÉ A ESTADOS UNIDOS ESTÁ FRENADA POR EL CORONAVIRUS

La pandemia del coronavirus paralizó la exportación de té con destino a los Estados Unidos, el principal comprador de esta infusión en el mercado internacional. Esto provoca un gran perjuicio económico y logístico por la inmovilización de miles de kilos de té con el que se abastecen las principales cadenas de comidas rápidas y cafeterías estadounidenses. Aunque en un porcentaje menor, y con sus limitaciones, siguen abiertos mercados como la Unión Europea y Rusia.

Argentina produce anualmente unas 78 mil toneladas de distintas variedades de té, de las cuales se exporta un 95% de esta producción que se realiza principalmente en la provincia de Misiones. Prácticamente más de la mitad de las exportaciones son remitidas a Estados Unidos.

Carolina Okulovich, presidenta de la Cámara de Elaboradores de Té Argentino (CETA), afirmó que “ante el Covid-19, empezamos a sentir la caída de las exportaciones por la decisión adoptada en el mundo de cerrar masivamente restaurantes y cadenas de comidas rápidas, principalmente en Estados Unidos, donde se vende mucho té en botella o en vaso, tanto té negro como verde”.

“Hoy los abastecedores tienen el stock de té en los depósitos y nos piden desde el exterior que demoremos el envío de las cargas. Es por eso que estamos preocupados porque esto va a ocasionar un perjuicio al sector. También en lo que respecta al prefinanciamiento de la exportación y la demora en los pagos. Todo esto sin duda va a traer consecuencias para la producción local de té»

La provincia de Misiones, donde florece perfectamente la camelia sinensis de cuyas hojas se obtiene esta infusión, provee el 90% del té que se produce en América. Allí se ubican las 38 mil hectáreas de las 40 mil que conforman el área de producción existente en el país.

Con más de 5.000 productores de té, un 45% de las plantaciones cuentan con certificación de origen, hecho que garantiza la trazabilidad del producto para mercados exigentes como Estados Unidos y Europa. Además, el uso de tecnología en el segmento de cosecha, transporte, descarga y procesamiento refrenda su valorización en el mundo. En las fábricas tealeras el proceso también está automatizado, así las hojas desde la planta hasta el empaque nunca es tocada por la mano del hombre.

La paralización de las ventas a los Estados Unidos, e incluso las dificultades que deben superar los envíos a Chile, China o bien Rusia, movilizó al gobierno misionero para encontrar la solución a los problemas aduaneros, administrativos y hasta vinculados a la sanidad. El principal objetivo provincial es que los lotes dispuestos para su exportación no queden inmovilizados, tal como está sucediendo particularmente en el caso de aquellos envíos al mercado estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *