IRRESPONSABILIDAD SOCIAL EN EMBALSE

Una fiesta clandestina en la localidad serrana, convocó a personal policial por una fiesta en uno de los barrios.

En el lugar había 18 personas participaban de una fiesta clandestina con música alta. Entre ellos había tanto hombres como mujeres. Casi todos mayores de edad, según lo comunicaron. Participaron 3 móviles y varios efectivos debido a la cantidad de asistentes.

El propietario de la casa donde se realizaba la fiesta terminó imputado cuando fue citado el domingo a la mañana, por orden de la fiscalía de Río Tercero, por el delito de Desobediencia a la Autoridad.

El ministerio de seguridad recordó ayer, la plena vigencia de la ley que aplica multas desde 5 mil hasta 500 mil pesos para quienes no respeten las medidas sanitarias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!