EL MAÍZ ESTÁ FIRME Y ARRASTRA AL QUE VIENE

Los astros se están alineando, y el mercado de maíz está comenzando a iniciar un nuevo y adicional escalón alcista; se trata de una situación que ya habíamos anticipado. Decíamos en nuestra columna del 14 de mayo que el aumento de la demanda global de maíz es hoy el principal factor de firmeza para el mercado, y que además el cereal tiene mejores perspectivas que la soja, en términos globales.

Desde ese entonces, el mercado ha pasado por momentos y generado noticias todas alcistas: la firme demanda global se consolida y la recuperación económica prevista para el 2021 mejora el índice de consumo de proteínas animales.

Más cerca en el tiempo, a comienzos de semana, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Usda) recortaba la condición del maíz estadounidense y reducía en cinco puntos la condición de “bueno” con respecto al informe de la semana previa.

En ese mismo reporte, el Usda aumentaba en cinco puntos la condición de cultivos “muy pobre”, “pobre” y “promedio normal”. Este ajuste en términos de mercado equivale a una concreta reducción en los rendimientos potenciales y de la producción esperada.

Estos datos fueron interpretados de manera correcta por los operadores que aprovecharon a incrementar su posición compradora, lo que refleja una clara visión alcista del mercado para lo que vendrá.

A mediados del mes, una serie de tormentas con ráfagas que superaron los 150 kilómetros por hora provocaron daños irreversibles en los cultivos de maíz en el estado de Iowa. Esta baja en la producción –en el primer estado productor de maíz de Estados Unidos–, deberá ser tenida en cuenta por el Usda en su próximo informe de septiembre.

Además, los pronósticos de elevadas temperaturas y bajas probabilidades de lluvias en casi todo el cinturón maicero americano agravan la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!