MILITARIZARON EL CAPITOLIO DE ESTADOS UNIDOS PARA LA TOMA DE POSESIÓN DE JOE BIDEN

Joe Biden y su vicepresidenta Kamala Harris asumirán la presidencia de Estados Unidos luego de que el 6 de enero pasado ocurriera un ataque interno al Capitolio que dejó el saldo de 5 muertos, varios heridos y una seguridad institucional vulnerada en todos sus flancos.

Tras los hechos, las autoridades declararon el estado de emergencia en Washington D.C., y en el resto de los territorios del país también permanecen en alerta ante la posibilidad de nuevas protestas violentas.

Por ese motivo, la Guardia Nacional estadounidense puso en marcha un inmenso operativo en el cual 25 mi miembros de esa fuerza custodiarán el solemne acto que, a demás de estar custodiado por el antecedente violento de hace dos semanas, deberá respetar los protocolos sanitarios por la pandemia del coronavirus.

Entre las medidas de seguridad que se tomaron para la toma de posesión del poder de Biden están el cierres de rutas y de líneas de metro, así como controles de vehículos, camiones militares, vallas y bloques de cemento para cercar la Casa Blanca y el Capitolio.

En ese sentido, la prensa estadounidense ya habla de una zona fortificada para evitar cualquier incidente antes o durante la investidura del presidente electo en la capital, Washington D.C.

El Servicio Secreto coordinará un plan de seguridad, junto a al menos otras 20 agencias de y entidades públicas de ese rubro, para restringir los accesos a ciertas zonas neurálgicas de la ciudad capitalina.

Según destacó la prensa estadounidense, las autoridades trasladaron a la ciudad 25.000 tropas de la Guardia Nacional de al menos seis estados y el Distrito de Columbia, un número mayor de tropas que las desplegadas actualmente por Estados Unidos en guerras en el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!