MATÓ AL HIJO, LO TIRÓ AL RÍO Y LE DIJO A LA POLICÍA QUE EL NENE ESTABA PERDIDO

Brittney Gosney, una mujer de 29 años, denunció a las autoridades policiales de Ohio la desaparición de su hijo de seis años. Sin embargo, en un vertiginoso giro de los acontecimientos, pocas horas después fue detenida, acusada de haber asesinado al pequeño James Hutchinson y arrojar su cuerpo al río.

David Birk, jefe del Departamento de la Policía de Middletown, aseguró que las sospechas comenzaron cuando la mujer y su novio, James Hamilton, de 42 años, no pudieron ponerse de acuerdo sobre cuándo habían visto por última vez al niño. Las contradicciones comenzaron a aflorar ante las preguntas de los investigadores y finalmente, Gosney confesó el asesinato.

En un primer momento, las autoridades reaccionaron publicando imágenes del menor (pelirrojo y con lentes) para averiguar detalles de su paradero. Sin embargo, a los agentes les llamó la atención que la mujer se hubiese presentado un domingo, casi un día después de la supuesta desaparición. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!