TIENE 10 AÑOS, PESA 200 KILOS Y LUCHA POR UNA MEJOR VIDA

Una pareja de Chapecó en la ciudad brasileña de Santa Catarina sueña con poderle brindar una infancia normal a su hijo Matheus Fetter, que son sólo 10 años, mide 1,30 metros y pesa 195 kilos.

Los padres del joven piden con urgencia ayuda para que se pueda someterlo a a una cirugía bariátrica, de reducción del estómago.

Matheus comenzó a dar sus primeros pasos a los dos años y actualmente, debido a su obesidad, tiene los pies y la audición deteriorados. También sufre de apnea, todo por la misma situción.

Sus allegados piden con urgencia solidaridad y la posibilidad de que se lleve adelante la intevención quirúrgica, ya que «se puede morir en cualquier momento».

El pibe está siendo atendido por un prestigioso endocrinólogo del del Hospital Infantil Joana Gusmão, en Florianópolis.

Lo particular de este caso es que todas las pruebas de síndromas que provocan la obesidad, ya fueron descartadas por completo por los profesionales.

«Fueron diez años de lucha para saber lo que, de hecho, tiene mi hijo. Fuimos a varios especialistas en endocrinología, psicólogos, terapeutas y nutricionistas, pero nadie puede averiguarlo. Ya no hay ni siquiera pruebas posibles que realizar», informó Gabriela Fetter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!