LAS CONSECUENCIAS QUE TRAJO EL AISLAMIENTO

Las consecuencias de la pandemia abarcan muchos aspectos preocupantes. No solo el miedo y pánico generado por la posibilidad del contagio, si no también los efectos provocados por el encierro que se generó de un día al otro y se pospuso, incluso en muchos casos hasta la actualidad.

Problemas emociones, aumento de consumo de sustancias y violencia de género, también son números que son necesarios de análisis y tratamiento.

Al estar bajo mayor estrés puede aumentar, aumentó notablemente el consumo de alcohol y sustancias. También crecieron lamentablemente los casos de violencia de género.

Respecto a lo detallado primeramente son muchas las personas que perdieron sus hábitos saludables, aumentando el sedentarismo que está vinculado con el síndrome metabólico del hígado graso, la diabetes y el consumo de bebidas alcohólicas. Además, quienes sufren patologías depresivas tuvieron recaídas emocionales, canalizadas en muchas ocasiones por la ingesta de sustancias tóxicas. Lo que quizás pasa desapercibido frente a todos estos cambios de hábitos, son las consecuencias futuras en el organismo.

Haciendo referencia a los escalofriantes números de violencia, las denuncias por violencia de generó aumentaron un 39% en el país y, desde que comenzó el confinamiento, el 20 de marzo, se han producido 19 feminicidios. Muchas mujeres denunciaron que casi el 50% fueron agredidas por ex parejas y la diferencia por parejas actuales convivientes.
Claro está el cuestionamiento social, de una extensa cuarentena que no considera los efectos colaterales para toda la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!