LA ÚNICA CIENTÍFICA EXTRANJERA DEL LABORATORIO DE WUHAN ROMPIÓ EL SILENCIO: ¿EL COVID SALIÓ DE AHÍ?

Mientras se investiga cuál es el verdadero origen del coronavirus, muchas son las teorías que se manejan, desde la comercialización para consumo de murciélagos y pangolines hasta una presunta fuga de un laboratorio chino, todo es tenido en cuenta por la ciencia para saber el origen de este virus.

Lo cierto, es que la viróloga australiana Danielle Anderson estaba trabajando en un laboratorio chino apenas unas semanas antes de que aparecieran los primeros casos conocidos de COVID-19 en el centro del país.

Cabe destacar, que Anderson, experta en virus transmitidos por murciélagos, es la única científica extranjera que realizó una investigación en el laboratorio BSL-4 del Instituto de Virología de Wuhan, el primero en China continental equipado para manejar los patógenos más mortíferos del planeta. Su período de trabajo más reciente terminó en noviembre de 2019, lo que le dio a Anderson una perspectiva privilegiada sobre un lugar que se ha convertido en un punto clave en la búsqueda de lo que causó la peor pandemia en un siglo.

La aparición del coronavirus en la misma ciudad donde trabajan los científicos del instituto, estudian esa familia de virus que alimentó la especulación de que podría haberse filtrado del laboratorio, posiblemente a través de un miembro del personal infectado o un objeto contaminado. La falta de transparencia de China desde los primeros días del brote alimentó esas sospechas. Eso convirtió la búsqueda para descubrir los orígenes del virus en un campo minado geopolítico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!