ABUELOS DESALMADOS TORTURARON HASTA LA MUERTE A SU NIETO HUÉRFANO DE 12 AÑOS.

El 3 de febrero de 2020 la policía encontró muerto a un niño de 12 años en una casa de Buffalo Drive en West Yellowstone, Estados Unidos. Sus abuelos y tíos, con quienes vivía el menor, dijeron que él mismo se había producido las heridas que lo llevaron a la muerte y esto levantó las sospechas de los investigadores que se confirmaron con el análisis de los peritos. Tras la autopsia determinaron que murió por un traumatismo contundente en la parte posterior de la cabeza.

Se llamaba James Alexander Hurley y cuando sus padres se separaron él se quedó con su papá y su mamá se mudó a Texas. En el 2018, su padre murió, así que Alex pasó a vivir con sus abuelos paternos y con tres de sus tíos, dos que todavía son adolescentes y otro de 6 años. Allí comenzó su padecimiento.

Su abuelastra dijo a los policías que el niño tenía un comportamiento problemático incluso ligado al consumo de alcohol y al robo en comercios. Sin embargo, no hay registros policiales de estos incidentes. También dijeron que el pequeño escuchaba voces y que se había autolesionado en varias oportunidades, pero tampoco hay registros médicos que avalen que lo llevaron con algún especialista para tratarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!