GRAVÍSIMA DENUNCIA DE FRANCISCO CONTRA SU ENTORNO EN EL VATICANO: «ME QUERÍAN MUERTO»

Una gravísima frase dejó el papa Francisco hace unas horas este martes tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio pasado, y criticó que algunos religiosos «preparaban el cónclave» para elegir a su sucesor.

«Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto», denunció el pontífice en un encuentro con jesuitas la semana pasada en Eslovaquia, revelado este martes por la revista de la Compañía de Jesús «La Civiltà Cattolica».

«Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave», criticó Jorge Bergoglio, de 84 años.

El Papa se refirió así a movimientos dentro de la Curia romana tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio en el hospital Gemelli de Roma, donde estuvo luego 10 días internado antes de regresar al Vaticano.

Cabe destacar, que el cónclave es la reunión de cardenales menores de 80 años, los llamados «electores», dentro de la Capilla Sixtina para elegir a un Papa en caso de renuncia o muerte.

Tras la operación, en la que le extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una diverticulitis, Francisco inició una recuperación en su residencia de Casa Santa Marta que avanzó mejor de lo esperado, y se lo vio de buena forma y sonriente durante su reciente gira de cuatro días por Budapest y Eslovaquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!