Putin, el gran desestabilizador

Durante años, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha tratado de resucitar el papel de Rusia como una superpotencia global. Bajo el influjo del síndrome del imperio perdido, enfurecido por el orden surgido tras la Guerra Fría y el derrumbe de la Unión Soviética, Putin ha maniobrado para dejar en su legado un país poderoso en el tablero geopolítico mundial. Y también, un Estado temido, que ya no está de rodillas tras el colapso de la URSS. Los ideólogos del putinismo han cultivado cuidadosamente para él la imagen de hombre fuerte, de salvador de Rusia, casi de zar de los nuevos tiempos. Putin busca ser recordado también como un guardián del alma rusa, aunque probablemente pase a la historia como el gran desestabilizador.

Seguir leyendo

El presidente ruso cuida una imagen de zar de los nuevos tiempos, azuzando tensiones en otros países y halagado al ver cómo Rusia juega el papel de árbitro globalRead More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!