No tengo escalera, ¿OK?

Hoy, en exclusivo, desde la vida cotidiana, nuestro enviado especial, Adrián Stoppelman, recibe a los profesionales de la refacción en su casa. Y por lo que se ve, no está para mangazos. Léalo, a menos que sea un profesional de la refacción y maneje la masa como un nunchaku.Hoy, en exclusivo, desde la vida cotidiana, nuestro enviado especial, Adrián Stoppelman, recibe a los profesionales de la refacción en su casa. Y por lo que se ve, no está para mangazos. Léalo, a menos que sea un profesional de la refacción y maneje la masa como un nunchaku.Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!