Cristiano se nubla, João Félix se ilumina

La primera canción que atronó en el cilindro monumental del Wanda cuando abrió sus puertas a la ida de los octavos de final de la Champions fue Fortunate Son, de la Creedence. Toda una declaración que posiciona al Atlético y a sus correligionarios en la orilla pobre de la divisoria espiritual que la hinchada sigue trazando por costumbre, o por diversión, más que por coherencia. Venía a decir que el United, antaño el club más rico de la Tierra, pertenece a universo de los antagonistas poderosos, y que las personalidades como Cristiano Ronaldo —embutidas en el uniforme rojo, lo mismo que en el blanco— deben ser recibidas como villanos en el barrio de San Blas.

Seguir leyendo

El punta del United escenifica la crisis anímica de su equipo ante el mediapunta del Atlético, uno de sus herederos más prestigiososRead More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!