Paisaje enfangado con una chiquilla al fondo

Los Juegos de Invierno se cerraron en el Nido de Abeja, el estadio que los arquitectos suizos Herzog y De Meuron diseñaron para otros Juegos, los de Pekín en el verano de 2008, edición que pasó a la historia por las hazañas de Usain Bolt en la pista y Michael Phelps en la piscina. Por encima de las cuestiones deportivas, quedó claro que China informó al mundo de su voluntad de convertirse en la gran superpotencia del siglo XXI. En los enredados juegos de poder que se ventilan en el planeta, no hay Juegos Olímpicos sin mensajes y consecuencias políticas. Esta vez, tampoco.

Seguir leyendo

Es probable que Kamila Valieva sea portentosa, pero de estos Juegos de Invierno sale abatida por una trama que mezcla dopaje, política, propaganda, conflicto de intereses y abusosRead More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!