El Chelsea, un campeón europeo a subasta con problemas inesperados para su venta

David Dein, el empresario británico que utilizó la vicepresidencia del Arsenal -como otros trantos hombres de negocios- para su promoción personal y social, dio con una metáfora premonitoria para referirse al desembarco de un oligarca en la Premier: “Roman Abramóvich ha aparcado su tanque ruso frente al jardín delantero de nuestra casa y está disparando billetes de 50 libras contra nosotros”. Quién iba a pensar, 19 años después de rescatar al Chelsea y convertirlo en uno de los clubes más potentes de Europa y del mundo, que el multimillonario ruso sería desalojado a cañonazos del fútbol inglés. Abramóvich tiene prisa por vender. Cada vez son más las voces que reclaman al primer ministro británico, Boris Johnson, la cabeza del empresario, empezando por el líder de la oposición laborista, Keir Starmer. Si finalmente sufre las sanciones económicas ya impuestas a otros oligarcas por la invasión de Rusia a Ucrania, y ve sus bienes congelados, se desvanecerá la posibilidad de transferir el club. Y eso lleva a sospechar a los más críticos con la creciente influencia rusa en el Reino Unido, como el diputado laborista Chris Bryant o el conservador David Davis, que Downing Street está ganando tiempo, para permitir una transacción ventajosa para el Chelsea que no provoque la furia de los aficionados.

Seguir leyendo

El oligarca Roman Abramóvich nunca logró hacerse con la propiedad inmobiliaria de Stamford Bridge ni con el nombre oficial del equipo, que siguen en manos de los aficionadosLeer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!