De la cima del K2 a las trincheras de Kiev

Desde la cima de las grandes montañas del planeta solo se ve un océano de cumbres y glaciares serpenteantes. Los alpinistas, en cambio, ven también su futuro, el camino a seguir. Tras plantarse en la cima del Everest (8.848m) en 2016 y en la del K2 (8.611m) en 2021, la ucrania Irina Galay decidió enfrentarse esta próxima primavera al Annapurna (8.091m), la montaña que presenta las estadísticas de mortalidad más desconcertantes —el mayor porcentaje de muertes entre los 14 ochomiles respecto al total de ascensiones a su cumbre—. Ahora, sin embargo, ha cambiado su piolet por un fusil para combatir con el ejército de Ucrania frente a la invasión de Rusia.

Seguir leyendo

Como la ucrania Irina Galay, otros alpinistas defienden a su país mientras gran parte de sus compañeros rusos se enfrentan a PutinLeer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!