Verstappen es incontenible

Cada vez que Nicolas Latifi se estrella contra el muro, el líder de la carrera en cuestión se pone a temblar. Lo sabe perfectamente Lewis Hamilton tras el apoteósico desenlace del pasado Mundial de Fórmula 1, centrifugado por el golpetazo del muchacho de Williams en las últimas vueltas, y ahora también Checo Pérez, que este domingo perdió una gran oportunidad de lograr el tercer triunfo de su trayectoria y el segundo enfundado en el mono de Red Bull. Todo fluía para él en Yedda y eso no es fácil en un laberinto tan traicionero como el Corniche Circuit, donde el sábado se convirtió en el primer mexicano en adjudicarse una pole position en el Mundial de Fórmula 1. La cercanía de la primera curva y la agilidad del monoplaza del búfalo rojo, combinados estos dos factores con la evidente confianza del corredor de Guadalajara en este escenario, le permitieron colocarse lejos del alcance de los Ferrari y de Max Verstappen. Sin embargo, con la mitad del trabajo hecho y además, de maravilla, a Latifi se le enredaron los pies y el volante y enroscó una curva más de la cuenta. Esa metedura de pata y la consiguiente aparición del coche de seguridad (vuelta 16) propiciaron el primer cambio de guión de una noche cuyo voltaje fue in crescendo, y en la que Verstappen y Charles Leclerc terminaron por protagonizar un duelo electrizante que tiene toda la pinta de repetirse muy pronto.

Seguir leyendo

El piloto de Red Bull se impone en Yedda después de un vibrante mano a mano con Leclerc y Carlos Sainz completa el podioLeer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!