La historia de los refranes: «El que espera, desespera»

Y la que espera también, seamos inclusivos. Esperar y desesperar son los grandes verbos de la humanidad. Si la vida fuera una moneda, la esperanza sería la cara y la desesperanza la ceca. Después, a rodar mi amor. Por eso este refrán, al conectarnos con semejante sinfín, se torna maligno.Y la que espera también, seamos inclusivos. Esperar y desesperar son los grandes verbos de la humanidad. Si la vida fuera una moneda, la esperanza sería la cara y la desesperanza la ceca. Después, a rodar mi amor. Por eso este refrán, al conectarnos con semejante sinfín, se torna maligno.Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!