Marcell Jacobs: “No empecé a ir rápido hasta que conseguí controlar mi cabeza”

El campeón olímpico de los cien metros dice que es extremadamente perezoso. Y cuesta creerle, claro. Marcell Jacobs (El Paso, Texas, 27 años, pero criado en Italia) atiende a EL PAÍS en Roma, en el estadio Paolo Rosi, donde en la pista de atletismo se junta el hombre más rápido del mundo con gente de a pie que sale a correr pronto por la mañana antes de ir a trabajar, lejos de los ruidos de los atascos infernales de la capital italiana. La pista está abierta a cualquier ciudadano. Antes de empezar el entrenamiento de la mañana y de debutar en un 200 metros (los hará la primera vez a mediados de mayo) Jacobs, que acaba de dejar a sus niños en la guardería, charla sobre su infancia sin padre, sobre su amor por el atletismo y el deporte. También sobre el daño que le hicieron las insinuaciones de algunos medios internacionales después de su oro en Tokio (9,80 por delante de Fred Kerley -9,84- y de Andre de Grasse -9,89-). También ganó el oro en el relevo 4×100. Calza un 46 y tiene las piernas larguísimas.

Seguir leyendo

El campeón olímpico de los cien metros cuenta en esta entrevista su infancia sin padre, su amor por el atletismo y el cambio que le supuso trabajar con una psicóloga deportivaLeer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Generated by Feedzy
error: Content is protected !!